RAMONA EN EL FIN DEL MUNDO (Iº entrega)

La Bienal Fin del Mundo se puede visitar hasta el 30/4 en Ushuaia.

El día 30/3 inauguro oficialmente la Primer Bienal Fin del Mundo en Ushuaia, bajo el lema principal "Pensar en el fin del mundo, qué otros mundos son posibles", con la participación de 70 proyectos provenientes de 25 países aprox, y bajo la curaduría general de Leonor Amarante (Brasil) e Ibis Hernández Abascal (Cuba), y la de Corinne Sacca Abadi junto a Florencia Battiti por la parte Argentina y Proyectos Especiales. Fue el Intendente de la ciudad Jorge Garramuño quien dio apertura al evento, entre flashes y entrevistas, en la casa de la Cultura de Ushuaia, con la presencia de gran cantidad de público de todas partes. Aquí algunas notas recolectadas en estos primeros días.

Varios fueron los problemas e inconvenientes que las curadoras y organizadores tuvieron que sortear para poder concretar esta primera edición, más allá del siempre presente problema presupuestario que todos los proyectos deben afrontar (asumir) en su inicio. Por un lado, el problema con los aviones y el radar, provocó que se suspendieran los vuelos que habían contratado de LanChile, quedando varados a 2 semanas de la inauguración. Recurrieron entonces a Aerolíneas Argentinas, que si bien sabemos que no se destacan por su puntualidad, en esta ocasión fueron muy efectivos y cumplidores, y así todos pudieron viajar a tiempo. De todos modos, los pasajes no fueron confirmados hasta ultimísimo momento, y tanto artistas como curadoras llegaron súper sobre la fecha. Tanto es así, que algunos artistas recién comenzaron su montaje en las vísperas de la inauguración.
Otro inconveniente de estos primeros días fue el clima, mucha lluvia y más viento, que postergó la instalación de varias obras que iban en espacios públicos, a la intemperie. El polémico proyecto de AAVRA por ejemplo, sufrió el desprendimiento de uno de sus hilos del mástil al que estaba atado, dejando al grupo de banderas libradas a donde el viento las dirigiese. Obviamente también fueron victimas de un fuerte empapamiento, por lo que algunos sugirieron una maldición de Propato. Algunos más vivos, prefirieron sólo verlas desde la ventana del hotel. La flor "Centinela del cambio climático" también padeció los efectos de su objeto de estudio y tuvo que esperar durante 2 días para ser instalada porque la lluvia no permitía trabajar al aire libre. El programa también incluía una performance de Dolores Cáceres en la Bahía Cerrada, que tuvo que ser postergada luego de reiterados y extenuantes intentos, y que consistía en la quema de letras 3D de 3 metros de alto cada una, que formaban la frase "El artista señala", construidas con una estructura de hierro rellena con hojas, ramas y troncos del bosque nativo. Allí estaban los bomberos por las dudas, que durante todo el rato miraron (cruzados de brazos, pero con las mangueras listas) como se apagaban las pequeñísimas llamitas que llegaban a formarse en los empapados troncos, mientras repetían una y otra vez que no se iban a prender. Un chasco total. Finalmente se suspendió hasta que la lluvia se fuera, y todos fuimos a cambiarnos la ropa mojada y a recuperar un poco la temperatura corporal normal. La quema se concretó días después, con la luna llena como testigo, y gracias a 400 litro de combustible que armaron una llamarada y humo enorme. El olor a quemado se podía sentir desde cualquier parte de la ciudad, y algún que otro lugareño dijo que no le había caído bien esa invasión a su aire, por mas arte que fuera. En fin, como dijo una voz por may, los de lluvia eran días para freeshopear y nada más.

Cuentan las curadoras que muchos más proyectos estaban contemplados inicialmente en el programa, pero que por problemas financieros de último momento debieron quedar afuera. Entre ellos, trabajos de Daniel García, Res, Martín Bonadeo, Carlos Gallardo, y más. Vox populi fue el gran esfuerzo que significó a los organizadores, convencer a las empresas y empresarios de que apoyen la Bienal. Muchas empresas extranjeras inicialmente prometieron apoyo, pero luego se bajaron. Por esto y mucho más, es realmente admirable la manera en que sortearon y resolvieron los obstáculos, y así y todo creyeron en y concretaron esta primer Bienal Fin del Mundo. Felicitaciones y gracias por ello.

En cuanto espacios, la Bienal ocupa cinco sedes de principales de exposición:
Polideportivo de la ciudad
Ex Casa de la Legislatura
Casa Beban
Casa de la Cultura
Ex Presidio.
Y además se instalan obras y actividades vinculadas con la Bienal, en la Bahía Cerrada, el Bosque Yatana, el Canal de Beagle y diversos espacios al aire libre de la ciudad.

+ info en prontas entregas (...continuará).

compartir