RAMONA EN EL FIN DEL MUNDO (2º entrega)

más crónicas del fin del mundo

Mención especial merece el Intendente de la ciudad, Ing Jorge Garramuño, Director Honorario de la Bienal. Famoso por su trato informal y despreocupado, y por el montón de chupetines y el mate gigante que siempre lo acompañaban desde que había dejado de fumar (5 años atrás), realmente todo un personaje. Sin embargo fue él quien cerca de la fecha tomó las riendas de la Bienal junto a las curadoras, y sabido es que sin su empuje esta primera edición hubiese sido imposible de realizar. Más tarde, luego de la inauguración oficial y para tristeza de todos, lo veremos volviendo al vicio.
Entre los sponsors se encuentra el Hotel Glaciar, que alojó los artistas y curadoras, y donde se realizó la conferencia y brunch de prensa preinauguración. Además, luego de la apertura oficial, organizó una gala para artistas y gente de la bienal, que tenía un costo de 125 pesos por persona. Entonces hubo también una antigala free a la que todos asistieron. Esta reacción se debió a una serie de súbitos inconvenientes en el Hotel Glaciar, que obligó a los artistas a mudarse a otros hoteles distribuidos por la ciudad. Solo pocas personalidades continuaron admitidas, y fueron ascendidas a las suites. Cabe aclarar, ninguna responsabilidad de estos percances recae sobre los organizadores de la Bienal, (sino todo lo contrario), que también se vieron perjudicados y ofendidos por estas circunstancias.
Respecto al público, fue mucho y no sólo de Buenos Aires. Por supuesto se escucharon comentarios como "¿esto es obra de arte?" o "ah mira! tiro un helado al piso y ya soy artista moderno", pero hay que convivir con eso también. Otra posición tomaba la mayoría de la gente, que visitaba atentamente y miraba obra por obra con alto juicio y criterio estético. Muchos estudiantes de arte y artistas, de Ushuaia y de todas partes de Argentina, que habían ido especialmente por la Bienal. También muchas familias, con niños que enloquecían frente a determinadas obras, como la performance de Teresa Pereda en el bosque Yatana en la que se tejía el bosque con un ovillo gigante de lana, o la obra de Benedit con pececitos, o la de Magdalena Fernández (Venezuela) con montón de cables de fibra óptica que colgaban del techo y que se movían cuando pasabas.
El artista divo fue Kcho, de Cuba. Su extraversión resultó anillo al dedo para los periodistas, quienes lo acosaron a flashes y entrevistas. Desde la previa a la inauguración todos lo nombraban como la estrella de la Bienal. Efectivamente su trabajo encantó a todos, así como su acento cubano y su abierta personalidad. Su obra consistía en una casa y todo su mobiliario montado sobre remos, cual zancos que alegorizan acerca del fenómeno migratorio y los continuos desplazamientos globales. Inédito fue cuando una chica pidió subirse al sofá y Kcho con sus ayudantes la ayudaron. Los fotógrafos enloquecieron: http://www.clarin.com/diario/2007/04/01/thumb/t057dh01.jpg
Entre los muebles, un cartel aclaraba: “Ojo! Con excepción de la curadora general nadie aquí tiene razón”
Otra obra en boca de todos fue Travesía por el Canal Beagle, un proyecto de la siempre espectacular Alicia Herrero. Un paseo de 3 hs en barco, sólo para 40 personas + workshop a bordo, que también se podía escuchar por parlantes desde la cubierta mientras se admiraba el paisaje, pero con bastante viento, frío y alguna que otra oleada de agua + barcito hermoso tipo Titanic con tortas y café riquísimos y revistas para leer que uno se podía llevar luego + la tramitación de la ciudadanía de la Trasnational Republic + + +. El “Barracuda” zarpo el dia 31 de marzo desde el puerto de Ushuaia, solo para 40 personas. Segundos antes de comenzar la travesía, apareció Alicia y luego de un "bienvenidos a bordo", nos contó de que se trataba el viaje y como iba a ser. Entre los invitados especiales al workshop, estaban Jaime Iregui, Bill Burns, Francisco Ali Brouchoud, Carla Zaccagnini y Miren Jaio. En un par de ocasiones, todo se vio interrumpido por la presencia cercana de grupos de cormoranes y lobos marinos, a los que todos corrían a sacarles fotos (querrían acotar a la charla?). Al finalizar, Alicia entregó un CD con la banda de sonido del viaje. Los resultados del workshop serán publicados on line en magazineinsitu.com.
Alicia también participa de la Bienal otro proyecto: el film Alice & Alice (15 min), según sus palabras "un video que desde su dimensión hipertextual involucra la propia contradicción del lenguaje" El estreno fue el día 29/3, cuando Alicia recibió vestida de gala y con guantes negros, a toda la prensa de la bienal que iba a ver su video.

compartir