A los varios porvenires, mi jardín

Jardín de ficciones. Fabiana Barreda, Luciana Betesh, entre otros, Guadalupe Gaona en Laura Haber (Juncal) desde el martes 8 de septiembre de 2009 hasta el miércoles 30 de septiembre de 2009.

Era tarde, llovía y no tenía paraguas, pero decidí que de todos modos pasaría por lo de Laura Haber para ver cómo montaban la muestra colectiva de fotografías Jardín de ficciones. Estaba lleno de mujeres, y aunque en breve, en medio del caos, el único escritorio que había se transformó en mesa de comida —un tanto estrecha pero cálida—, nadie preguntó qué hacía allí. Así, de no ser por el poco esfuerzo de alcanzar un clavo o proteger con plástico el marco de algunas obras de Tatiana Parcero, mi presencia asumió una casi invisibilidad que me brindó el feliz privilegio de la libre observación.

Podía adivinar que Fabiana Barreda, curadora de la muestra, se preguntaba cómo ubicar en tres cuartos cuatro espacios para proyectar videos; cómo encastrar un panel en un vano cuya altura es algunos milímetros más bajos que éste y qué se priorizaría visualmente en el recorrido de la muestra. La imagen descontracturada de Parcero trasladando sus seductores autorretratos me parecía una obra por fuera de su obra, y me sentí absolutamente atraída por los interiores de Guadalupe Gaona: antropología de una cotidianeidad de presencia en ausencias, pensé. En las fotografías de Victoria Simon encontré el recuerdo de haber visto una y otra vez con mi padre aquellas imágenes que registraron los paseos de mis abuelos al Club de Regatas de su querido y natal San Nicolás de los Arroyos y, en las de Mónica Van Asperen, la contradictoria relación entre la naturalidad con la que exhibe un cuerpo femenino desnudo y la carga psicológica de las marcas que imprimen en él sus prácticas de pertenencia.

Celebré las obras de Luciana Betesh y luego me detuve frente a la imagen proyectada de un video de Barreda: flujos luminosos partían de una estructura en apariencia estéril y dibujaban sobre un fondo oscuro dos figuras: a tiempo que se estrechaban en un abrazo florecía un árbol y se producía un estallido de estrellas. Sonreí, y al dar la vuelta busqué otra luz y la encontré. En Habitat-Buda —también de Barreda—, ella ilumina la gracilidad del cuerpo intervenido de Leticia Mazur: casi se podía escuchar el suave pero seguro sonido de su voz convertido en música y, en su pose señalada y contenida, verla bailar en el aroma de sus flores.

Barreda seguía en el suelo con pinza en mano, aunque de la nada —pensé— reparó que debía organizar la secuencia de las fotografías de Jackie Parisier. Fue hacia ellas y las movió una y otra vez: —algo está mal —dijo—. Había una repetida, pero a mí me pareció que aquello era intencional; que formaba parte de una poética que dislocaba la noción de secuencia. Sonó el timbre; Tiare Galaz abrió la puerta y unas piernas larguísimas, envainadas en medias negras caladas y montadas sobre unos zapatos altísimos con plataforma hicieron su entrada triunfal. Era Parisier. Se acercó a sus obras, tomó la repetida, charloteó un poco con todas y, con dos amigas con las que había llegado, se fue. Adiós a toda vana sobreinterpretación acerca de una mujer que acaricia, dos veces y en un mismo tiempo, su intimidad por encima de las sábanas…

Cuerpo, memoria y naturaleza; vestido, seducción, sueños y deseo son, en palabras de Fabiana Barreda, flores que crean universos posibles en un Jardín de ficciones.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

http://www.laurahaber.com.ar

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

compartir
Con el apoyo de