Beca Mundo Dios #1 - Federico Dominguez Zacur

Beca Mundo Dios #1. Federico Dominguez Zacur en Mundo Dios desde el viernes 5 de agosto de 2011 hasta el viernes 26 de agosto de 2011.
Inauguro con excelente nivel la primera de las muestras de la Beca Mundo dios. Comienza así el ciclo de 13 muestras individuales en las cuales los becarios irán mostrando el desarrollo de sus proyectos.

Federico Dominguez Zacur presento en la sala "My Dary" de Mundo Dios una muestra de excelente nivel, donde no solo se destacan sus obras, sino también el uso preciso y milimétrico del espacio de exposición en función de una curaduria que realmente suma. Pinturas, Dibujos, y la libertad de que el artista --como es costumbre de la casa-- pueda intervenir también las paredes generando no solo cambios en el color de fondo de algunos segmentos sino también obra en la pared.

Con "#1" comienza un ciclo de 13 muestras individuales en las cuales los artistas de la Beca Mundo Dios irán mostrando los progresos de los proyectos con los que fueron seleccionados. Comienza de la manera acertada: elevando el standard de exposición, y permitiendo a los artistas de la ciudad la posibilidad de apuntar a un techo más alto.

Mar del Plata y el Standard de Exposición
Mar del Plata siempre tuvo artistas de excelente nivel, pero la falta de espacios e instituciones siempre hicieron que el techo no estuviera muy alto. Es así que si el artista no se movía por las propias para actualizarse, formarse, y concurrir a muestras en otras ciudades, corría el riesgo de con el tiempo achancharse y terminar haciendo la plancha.

Falto siempre desde lo local, aun en los casos donde el estimulo interno y el talento estaban, un estimulo externo que desafiara a ir siempre un poco más allá, lo cual exponía al artista a la necesidad de partir para conseguir esa estimulación, o a batallar contra viento y marea para descubrir más tarde que en un segundo de distracción la falta de un stadard alto comenzaba a afectarlo.

La inexistente gestión cultural por parte del municipio local tuvo siempre un papel primordial en esta falta. La inexistencia de lugares de exposición de calidad, y la mala gestión de los pocos existentes, fueron llevando a una situación en la cual el artista simplemente no tenia hacia donde apuntar, o si lo tenia no era precisamente dentro de la ciudad.

La única sala aceptable en la cual el arte contemporáneo pudo tener su espacio fue la del Centro Provincial de las Artes Teatro Auditórium. Sin embargo no es ajena a la situación local; su gran cartelera de actividades permitió que los desmanejos de la secretaria de cultura local pasaran inadvertidos para el gran público.

Iniciativas independientes
Es dentro de dicho panorama donde surgen una serie de interesantes propuestas autogestionadas. A manera de tanteo en un principio, sin un diagnostico de situación claro pero sumando sin lugar a dudas, y luego de manera más firme y clara, comenzaron a surgir diversas propuestas que poco a poco comenzaron a hacer cambiar el panorama.

Entre ellas se puede destacar a: MOTP, Fondo de Arte Contemporáneo, Baltar Contemporáneo, Encuentros de Dialogo con Artistas, Trimarchi DG, SAC MDP, etc.

Estas propuestas tienen un origen único, la inquietud de los artistas, y su apuesta a donar gratuitamente su tiempo y espacio para sumar en pos de que el avispero cultural comience a agitarse. Podríamos llamarlo militancia cultural, aunque muchos de sus actores aun no fueran consientes de lo que con su trabajo han ido generando.

Ese origen autogestionado, y la falta de apoyo por parte de un estado que jamás entendió que estaba pasando, fue sin lugar a dudas lo que torno en intermitentes a muchas de estas propuestas. Pero la intensidad de lo generado siempre empujo a nuevos actores a la escena, dando lugar a una alternancia entre proyectos que manteniendo viva la llama fue dinamizando cada vez mas la escena.

Mundo dios es hoy una de las propuestas más acabadas de esta seria de pequeñas pero intensas explosiones culturales que fueron poco a poco formando una gran bola de nieve.

Mundo Dios
Poniendo en valor a la "Casa Francesa", edificio de gran valor patrimonial, y transformando el puerto en el nuevo centro de la escena contemporánea, Juan Souto y Daniel Basso dieron origen a Mundo Dios. Lo que podría haber sido solo su casa-taller, y haber redituado solamente en un uso personal, fue abierto a la comunidad como centro cultural.

En estos tres años no solo ofrecieron espacio para la realización de excelentes muestras, sino que también se realizaron clínicas de arte y seminarios en los cuales los artistas locales pudieron formarse por ej. con: Ballesteros, Chipollini, Goldstein, Joglar. También brindaron su espacio para diversas manifestaciones musicales permitiendo el cruce de distintas disciplinas artísticas.

En La Beca Mundo Dios confluye todo lo realizado hasta ahora por ellos. Con el apoyo del Fondo Nacional de las Artes, y mediante una convocatoria abierta, se selecciono a 13 artistas para formarse durante 9 meses con Ernesto Ballesteros, Rafael Cipollini, y Rosario Blefari.

compartir
Con el apoyo de