Misterio que emana la selva de Julia Dron en Siberia

Misterio que emana la selva de Julia Dron en Siberia. Julia Dron en Siberia (La Plata) desde el sábado 9 de marzo de 2013 hasta el martes 9 de abril de 2013.

Misterio que emana la selva de Julia Dron
Inauguración sábado 9 de marzo, 19.30 hs en Siberia

Licántropos
“Llegados a este punto, preciso es reconocer que determinadas escenas entrevistas en el bosque se reprodujeron en la imaginación del lobo sin provocar en él las mismas reacciones que antes.”
El Lobo – Hombre; Boris Vian

1.
Los rumores sostenían que el rey Licaón, ordenaba asesinar a cualquier forastero que se
acercara a Arcadia para brindar un sacrificio en honor a Zeus.
Cuando esta historia llegó a sus oídos, el rey del Olimpo decidido filtrarse disfrazado de vagabundo para comprobar por sí mismo qué había de cierto.
Se sabe que Licaón descubrió a Zeus detrás de los harapos que vestía mucho antes que
éste revelase su identidad. Esta anticipación lo tentó a jugarle una broma y mandó a servirle un suntuoso banquete de carne humana.
El ingenuo de Licaón se consideró más astuto que Zeus y por supuesto no lo fue.
Zeus descubrió sus planes y con ira condenó a Licaón y a toda su descendencia a
convertirse en lobos.

2.
Lejos de la ferocidad del Werwolf de Cranach El viejo, los licántropos de Julia Dron
desprenden cierta melancolía. Parecen ser los descendientes de Licaón padeciendo
eternamente la maldición que Zeus lanzó contra su ancestro.
Juntos en cada escena parecen sostener sus pequeños combates cotidianos de
supervivencia.
Nada tienen del funcionamiento de los antropomorfos de Marcel Dzama, tan trágicos, con su
violencia organizada.
En las pinturas de Julia Dron el agua se exalta, la maleza crece anárquica y todos los objetos cobran otra dimensión. El lomo de un animal atraviesa la escena y no podemos distinguir ni su tamaño, ni su especie. Brotan flores y arden las llamas.
La naturaleza resulta incontrolable para nosotros.
Mientras tanto algunos de los hombres lobo sostienen una soga y el bosque se les desborda.

3.
El cronista medieval Gervase de Tilbury asoció la transformación con el calendario lunar y no es casual que la luna permanezca llena recortando el cielo espeso en la mayoría de sus pinturas.
Tampoco es casual que me resulten tan inquietantes las noches a medida que aumenta el
cuarto creciente. Desde que ví las imágenes de Julia Dron espero los aullidos lejanos.
Leonel Fernandez Pinola

Siberia
Diagonal 79 #1084
www.holasiberia.tumblr.com
La Plata

compartir
Con el apoyo de