Fantástica inmersión

Splash in vitro. Ernesto Arellano, Manuel Ameztoy en Cecilia Caballero - arte contemporáneo desde el viernes 1 de noviembre de 2013 hasta el viernes 20 de diciembre de 2013.

El brillo esmaltado de las formas esculturales de Ernesto Arellano, parece desdibujar las facciones de esas siluetas de tamaño casi humano, en las que sólo nos es posible reconocer algún que otro personaje del manga y del animé. Habitantes dispersos -aquí y allá- en ambos espacios de exhibición, con quienes jugar una fantasía real. Realizadas en cerámica y coloreadas con pigmentos multicolores por el artista, es la temperatura del horno que obra su magia sobre la arcilla para determinar el acabado final.
En cambio Manuel Amesztoy opera al revés, haciendo el camino inverso de su colega, parte de obras acabadas que representan el rostro de esos personajes del manga y del animé, a las que fragmenta en cientos de pequeñas teselas de papel y luego pega, con paciencia, sobre una superficie plana metalizada, unos tras otros esos pequeños cuadraditos hasta devolverles su diseño original. Es el mago que sabe qué alquimia obrar, para darles a sus frágiles dibujos, un rostro que nos permita reconocer los sólidos personajes de Arellano, en sus múltiples facetas y posibilidades.
Claro que esto no sucede con todas las obras expuestas. Algunas esculturas de Arellano quedan deambulando perdidas en su soledad, mientras que los teselados de Amesztoy revelan libros, agendas, dinero, y naipes, suspendidos en una deriva sin hallar su par.Y entre lo que sucede y lo que no, se produce el anudamiento entre la obra de ambos artistas. Así nos sucede a las personas, nos cruzamos y a veces nos encontramos y reconocemos, o no. En el acercamiento y el intercambio de un revelador juego vital, en el que lo que vemos en el otro, refleja nuestras imperfectas virtudes, no siempre elegimos quedarnos.

compartir
Libros lentos sobre arte argentino. Editores: Santiago Villanueva y Nicolás Cuello.
Con el apoyo de